judas.jpg

TRADICIÓN LOS JUDAS

21/03/2016

DOMINGO 27 DE MARZO

  El próximo domingo de resurrección El Ronquillo celebrará Los Judas.

El Ayuntamiento de El Ronquillo en colaboración con la Asociación de Mujeres Romero y Jara y la Asociación Deportiva RonquilloSports organizan talleres para el fomento de esta tradición entre los más jóvenes mediante la realización de dos talleres, uno juvenil (el Viernes Santo en el Centro Juvenil a las 17:00 h) y otro infantil (el Sábado de Gloria en las Antiguas Escuelas a las 17:00 h) para la confección de los Judas.

La Fiesta de Los Judas es una tradición local en la que el domingo de resurrección (domingo de semana santa) se cuelga y después se dispara a diferentes monigotes colgados por las calles del pueblo. A continuación los más pequeños destrozan el monigote y juegan a perseguirse golpeándose con los pedazos del muñeco caído.

Confección del muñeco

En primer lugar cada grupo amigos, vecinos de una calle, asociación,...decide qué personaje público ha sido popular ese año por cualquier motivo. Una vez decidido el personaje se confecciona el muñeco. Para ello con ropas viejas se cose el cuerpo a las piernas, se confecciona la cabeza, manos y pies y se rellena de paja, mastranto, trapos,...El muñeco se viste con ropas características del personaje y en el pecho se pone un cartel con rimas que comienzan con la frase “Ni te presto ni te doy” y que hacen referencia al personaje representado.

 

 

 

 

 

 

 

 

Desarrollo

En las semanas anteriores a la Semana Santa ronquilleros y ronquilleras confeccionan su “Judas” particular. 

 

El Domingo de resurrección, los vecinos y vecinas que hayan elaborado un Judas lo llevan a Calle Virgen de Gracia, allí el personal del Ayuntamiento lo cuelga en un tramo de la calle.

 

 

 

 

A las 12:00 horas, una persona seleccionada por el Ayuntamiento, dispara uno a uno a los diferentes “Judas” colgados todos en calle.

 

 

 

 

Cuando se ha disparado al Judas, este cae al suelo y los niños y niñas asistentes tiran de brazos, piernas, cabeza,…. hasta lograr hacerse con una parte del Judas. Los niños y niñas que lo consiguen, persiguen al resto, golpeándoles y derramando la paja, trapos o hierba del Judas por la calle.

 

 

 

 

 

Origen e Historia

Esta tradición viene celebrándose desde hace cientos de años, es un reflejo del repudio que sienten los creyente a Judas Iscariote por su traición al entregar a Jesucristo a los romanos.

Esta tradición tiene un significado simbólico de justicia popular, pues a través de ésta el pueblo expresa sus quejas y descontentos con relación al comportamiento de figuras públicas.

Se realiza el Domingo de Resurrección porque es el día en que Jesucristo resucita después de haber sido crucificado el viernes anterior, va al encuentro con sus apóstoles y luego sube hacia los cielos, con lo que finaliza la Semana Santa.

Antiguamente se realizaba el Sábado Santo o Sábado de Gloria porque la misa del sábado se realizaba por la mañana, entonces se colgaban Judas por todas las calles del municipio, en vez de dispararle al primer toque de misa, se disparaba durante el repique de las campanas de resurrección, cuando se canta el gloria en la misa.

Originalmente, tras disparar al Judas (que no se caracterizaba con ningún personaje) confeccionado con ropas viejas “los niños tiraban de las patas y brazos para con ellos darle a las niñas” nos cuentan los mayores del municipio.

Hoy en día tanto niños como niñas cogen los pedazos de Judas para jugar.

Son mensajes del Judas recordados por todos “Ni te presto ni te doy el Judas mas grande del pueblo soy” o “Ni te presto, ni te doy, a por gurumelos voy” (seta típica de la localidad).

Todas las calles de El Ronquillo tenían varios Judas con los que divertirse en la “Fiesta de los Judas”.

Esta tradición había caído en desuso, desde 1997, cuando se habían confeccionado tan solo 2 Judas en nuestro municipio. En 2012 el Ayuntamiento El Ronquillo, en colaboración con la Asociación de Mujeres Romero y Jara se volcaron en la promoción y fomento de la continuidad de esta tradición, mediante la elaboración de Judas, la realización de talleres para todos los vecinos y vecinas del municipio, la recopilación de fotos antiguas de esta fiesta, cartelería, …. Teniendo una gran aceptación por los vecinos/as de la localidad.